Nadal: “La pelota es una piedra, son las peores condiciones para mí”

“La situación es especial y las condiciones, más difíciles: juego lento y una pelota superpesada”.

Roland Garros

Rafa Nadal, de 34 años de edad, suma dos entrenamientos en Roland Garros (27 de septiembre 11 de octubre), donde ya ha podido probar el juego bajo el nuevo techo de la central, el estadio Philippe Chatrier, dado que actualmente está lloviendo en París, donde “las condiciones son por ahora extremas. A 9 grados de temperatura, un torneo al aire libre, lloviendo casi cada día. Es una realidad, estamos al límite”.

Rafael Nadal, el cual es el doce veces campeón de Roland Garros, en su comparecencia por videoconferencia, destacó que “he tenido mucho éxito en esta superficie, pero estoy ante una situación especial y las condiciones más negativas que haya tenido nunca”.

El balear refiere al clima, tras el cambio de primavera a otoño debido al coronavirus, que provoca “unas condiciones juego lentas”, remarcadas por el cambio de pelota, de Babolat a Wilson, porque la nueva “es superpesada. Ya en Mallorca las probé y con sol eran lentas, aquí son una piedra”.

“Es la primera vez que esta marca hace pelotas para Roland Garros, y hay mucha cosas que mejorar y el torneo lo revisará después de este año. La salud va por delante, para hombros y codos puede ser peligrosa. Es muy lenta, es difícil moverla y dar efecto. Cuesta mucho ganar puntos”, continúa comentando Nadal.

Aunque, “acepto el reto, con mentalidad positiva, determinación e ilusión. La situación es atípica, y no pretendo engañar a nadie. La situación para mí en un torneo tan importante no es la perfecta ni ideal. Tampoco lo pretendía meses atrás. Pero si estoy aquí es porque tengo ilusión de luchar por competir al ciento por ciento. ¿Es verdad que las condiciones no son las ideales? Verdad. ¿Que la preparación podría ser mejor? También. Pero uno tiene que saber convivir con las situaciones que se van presentando”.